Flores de Bach:

EQUILIBRIO PSICO-EMOCIONAL

¿Qué son las flores de Bach?

Se conoce a las flores de Bach como una terapia energética que ayuda a equilibrar las emociones de la persona. Esto es cierto, aunque en realidad, las flores trabajan los cuatro planos básicos del ser: espiritual, mental, emocional y físico simultáneamente, por lo que se puede considerar no sólo una terapia holística, sino un instrumento de crecimiento personal excelente.

Las 38 esencias del Dr. Bach son preparados bebibles de plantas silvestres elaborados a partir de flores en su punto óptimo de floración que se sumergen en agua y se exponen al sol, o a la ebullición. Este proceso finaliza en una dilución bebible que se comercializa en pequeños frascos de 10 a 30 ml en farmacias y tiendas especializadas. Fueron descubiertas por el prestigioso médico, bacteriólogo y homeópata Edward Bach en la década de los años 30.

Sistema completo

El sistema floral de Bach es un sistema completo en sí mismo puesto que abarca todas las emociones y estados mentales básicos del ser humano. Durante el tratamiento, a través de una entrevista personalizada, el terapeuta floral identifica cuáles son esas emociones básicas que subyacen al estado psico-emocional de la persona en su momento presente.

Por ejemplo, un estado de "depresión" definido así por un persona puede necesitar esencias florales diferentes de un individuo a otro. Si la depresión se vive con desesperanza y apatía, requerirá unos remedios; si lo hace con desmotivación, agotamiento e irritabilidad, necesitará otros distintos. De modo que esta terapia trata a la persona y no al síntoma, sea este un síntoma emocional, mental o físico.

Es importante subrayar que las flores de Bach y otras esencias florales no sustituyen otros tratamientos, sino que son compatibles con tratamientos alopáticos, homeopáticos u otros remedios farmacológicos o naturales.

Limitaciones en el auto-tratamiento

La terapia con esencias florales de Bach puede utilizarse para la auto-ayuda o auto-tratamiento cuando la persona aprende el sistema. El propio Dr. Bach recalcó la sencillez de su método de cura a modo de "botiquín emocional". Esto es así especialmente en las situaciones agudas o puntuales, en las que podemos prescribirnos los remedios que necesitamos con cierta facilidad. Por ejemplo, días en los que estamos nerviosos o irritables, cuando necesitamos adaptarnos a una nueva situación, agotamiento psíquico o físico, en resumen hechos más o menos circunstanciales.

Sin embargo, en el tratamiento de situaciones que tienen que ver con dificultades arraigadas en el tiempo, existen mecanismos y bloqueos en el carácter de la persona que a menudo escapan a su propia percepción. Entonces la persona necesitará un tratamiento más largo y especializado, debiendo recurrir a un terapeuta apropiadamente cualificado para este nivel de uso de las esencias florales de Bach.

Lo que nos sana es el proceso

Las Flores de Bach, tomadas de manera puntal, nos ayudan a aliviar estados de ánimo dolorosos, en situaciones de crisis o en momentos en que nos hallamos “superados” por nuestras emociones: duelos, miedos, fobias, irritabilidad, tristeza, cansancio, etc.

Aunque la verdadera fortaleza de la Terapia floral de Bach se obtiene cuando nos involucramos en nuestro propio proceso de aprendizaje vital, actuando así las esencias como facilitadores del crecimiento personal (“psicoterapia líquida”) ayudándonos a ser más conscientes de nuestros conflictos internos y de nuestra auténtica personalidad, lo que nos permite gestionar nuestra vida de una manera más satisfactoria.

¿Quién puede tomarlas?

Los remedios pueden ser tomados por todos (bebés, niños, embarazadas, ancianos, etc.), ya que las Flores de Bach:

· Son completamente seguras y naturales.
· Carecen de contraindicaciones y efectos secundarios. Tampoco hay riesgo de sobredosis, ni conllevan adicción.

· Son además compatibles con otros remedios, alternativos o alopáticos, a los que no sustituye.

También pueden tratar animales y plantas.

¿Es una terapia fiable?

Este método ha sido utilizado con éxito desde hace 70 años por profesionales en el campo de la salud de todo el mundo. El número de libros y publicaciones disponibles en la actualidad es muy abundante. Son tantos los miles de casos tratados con éxito que la cantidad de usuarios y terapeutas aumenta día a día.

La O.M.S. (Organización Mundial de la Salud) reconoce las Flores de Bach, señalando la ausencia de efectos secundarios de los remedios, y la posibilidad de ser usados como sistema de auto-ayuda (“Médicine traditionnelle et couverture des soins de santé”. Genève, 1983. p. 162).

¿En qué consiste la Terapia con flores de Bach?

Un proceso de Terapia con flores de Bach se realiza en sesiones regulares, semanales o quincenales. Durante las sesiones el terapeuta, a través de su presencia y escucha, identifica las esencias florales que subyacen al contenido emocional y mental de lo que expresamos. Nos indica los aspectos que trabajan las esencias seleccionadas. También, desde el seguimiento del proceso de la persona, el terapeuta nos ayudará a darnos cuenta de los aspectos en los que vamos mejorando y que otras cuestiones salen a flote en cada nuevo "aquí y ahora".

Luego serán las esencias florales las que actúan en nosotros, ayudándonos en el equilibrio de la emoción y, sobre todo, en el darnos cuenta, ya que las esencias florales nos aportan luz (auto-conocimiento) en cada uno de los aspectos que tratan. Las sesiones con el terapeuta floral suponen un marco de trabajo, trabajo sobre uno mismo que realiza la persona, con la ayuda inestimable de las esencias y la presencia del terapeuta.

En este proceso hay momentos en que las esencias florales actúan como un bálsamo para nuestro corazón dañado, nos producen alivio, descanso, entendimiento,... aquello que necesitamos en ese momento. A veces, la "sabiduría" con que actúan las esencias parecen producir efectos que nos sorprenden, por inesperados, si nos acercamos a ellas sólo buscando "el no-sentirnos de una determinada manera" (p.ej. "no quiero sentirme enfadada, ¿qué flor hay para ello?").

Las esencias florales no nos ayudarán a escapar de los momentos incómodos -por dolorosos- que tengamos que vivir para nuestro proceso de crecimiento personal. Por eso, a veces puede pasar que esa emoción de la que queremos liberarnos se intensifique ("¿qué ocurre? ¡me estoy sintiendo más enfadada!", en el ej. anterior). Si es así, no nos quepa duda de que eso es lo que necesitamos vivir, y tampoco nos quepa duda, de que eso nos está ocurriendo porque es un momento de cierta fortaleza en la que podemos enfrentarnos a ello (siguiendo el ej. anterior, necesito darme cuenta de cuán enfada estoy para así sentir más claramente la necesidad de resolver una situación determinada).

Más allá del equilibrio psico-emocional

Si es el propio proceso el que nos sana, nos sana porque ese proceso nos acerca más a lo que somos, a nuestra auténtica personalidad. Ello conlleva una conexión más profunda con la parte más elevada de nosotros, que el Dr. Bach identificó con nuestra alma.

El Dr. Bach creía que cada uno de nosotros tenemos un camino propio y único en la vida. Y que venimos al mundo a desarrollar una determinada cualidad, qué es algo muy genuino nuestro y que -en positivo- es lo mejor que podemos ofrecer al mundo.

Desviarse de ese camino e "ignorar los dictados del alma" en palabras de Bach, conducen a la enfermedad y a la infelicidad.

Obviamente, encontrar nuestro camino, nuestra esencia (o "vocación vital") es un proceso que puede llevarnos toda (o gran parte de) la vida. Sin embargo podemos decidir entre caminar en la desconexión de nuestra esencia íntima o involucrarnos en su búsqueda. La diferencia entre una opción y otra es la diferencia entre encontrar o no sentido a nuestra vida. Las Flores de Bach siempre actuarán desde su "inteligencia" hacia esa conexión íntima.

 

 

Áreas de atención:

  • Asistencia floral a niños y padres: Miedos infantiles, trastornos del sueño, difícil concentración y aprendizaje, celos, timidez, hiperactividad, enuresis y otros.
  • Asistencia floral para adultos: crisis existenciales; divorcio; cambio de orientación profesional, miedos, ánimo deprimido, duelos, separaciones afectivas, entre otros.
  • Espacio de supervisión para el Terapeuta Floral.

 

Enfoque de trabajo:

Utilizo las esencias Florales de Bach (1ª generación) como la base del tratamiento floral, ya que entiendo que este sistema es el más apropiado para el equilibrio y aprendizaje de los aspectos psico-emocionales básicos de la persona. El Sistema de Esencias Florales de Saint Germain (2ª generación) lo combino en ocasiones con las flores de Bach, cuando los asuntos propios que trabajan así lo indican. Recientemente estoy incorporando otros sistemas de 2ª generación, esencias del Sistema norteamericano FES-California y La Canción de Eva (sanación de arquetipos femeninos, E. Grecco).

En procesos personales más largos, me sirvo de esencias de otros sistemas florales que trabajan el ámbito de “lo transpersonal”: gemas y minerales, que actúan desarrollando y enraizando asuntos más espiritualizados, de un lado; y de otro las Orquídeas del Amazonas y otros sistemas de los denominados de 3ª generación. Estos últimos los utilizo de manera muy puntual en adultos, por la profundidad y sutileza de los asuntos a que se orientan.

Entiendo la formación y práctica de la Terapia Floral en diferentes niveles formativos con diversos ámbitos de aplicación. Personalmente me interesa la práctica de la asistencia floral “centrada en el proceso”. El enfoque de trabajo del cual me nutro para la dinámica de la consulta es el enfoque gestáltico.


 

Bibliografía (Flores de Bach)

Básica:

  • Bach, Edward. La Curación por las Flores. Edaf. Madrid, 1991. NOTA: De Bach contiene los Escritos Cúrese Ud. Mismo y Los Doce Remedios.
  • Bach, Edward. Bach por Bach: Obras completas. Ediciones Continente, Buenos Aires, 1993. NOTA: Contiene los escritos anteriores y una selección de otros Escritos en los que se han omitido las descripciones de las esencias florales que, por no ser las definitivas, pueden confundir al lector.

Recomendada para un nivel de iniciación:

  • Chancellor, Philip. Flores de Bach, Manual Ilustrado. Lidiun. Buenos Aires, 1992.
  • Espeche, Bárbara. Flores de Bach. Manual Práctico y Clínico. Continente. Buenos Aires, 1990.
  • Howard, Judy. ABC de las Flores de Bach. Lidiun. Buenos Aires, 1993.
  • Juan Bautista, Lluis. Flores para Vivir. Flores para Compartir. Océano Ambar. Barcelona, 2000.
  • Pastorino, Maria Luisa. La Medicina Floral de Edward Bach. Urano. Barcelona, l989.
  • Ramsell, John. Preguntas y Respuestas sobre los Remedios Florales del Dr. Bach. Edaf. Madrid, 1993.
  • Scheffer, Mechthild. La Terapia Floral de Bach: Teoría y Práctica. Urano. Barcelona, 1992.
  • Scheffer, Mechthild. Las Flores de Bach. Preguntas y Respuestas. Urano. Barcelona, 1994.

Recomendada para un nivel de mayor profundización:

  • Bach, Edward. Los Remedios Florales: Escritos y Conferencias. Edaf. Madrid, 1993.
  • Barnard, Julian. Las obras completas del Dr. Edward Bach. Oceano Ambar. 2004.
  • Espeche, Bárbara. Flores de Bach II. Clínica Terapéutica y Signatura. Continente. Buenos Aires, 1993.
  • Grecco, Eduardo H. El Legado del Dr. Edward Bach. Ediciones Continente, Buenos Aires, 2004.
  • Grecco, Eduardo H. Edward Bach: La luz que nunca se apaga. Ediciones Continente, Buenos Aires, 2005.
  • Howard, Judy. Los Remedios Florales del Dr. Bach para Mujeres. Edaf. Madrid, 1994.
  • Howard, Judy. Los Remedios Florales del Dr. Bach para Niños. Edaf. Madrid, 1995.
  • Juan Bautista, Lluís. Bach Esencial: De las enfermedades primarias al objetivo de la vida. Indigo. Barcelona, 2005.
  • Juan Bautista, Lluís. El Sistema Bach: Las dos series de flores, sus correspondencias y otras investigaciones. Indigo. Barcelona, 2007.
  • Orozco, Ricardo & Sánchez, Clemente. Flores de Bach. Diagnóstico Diferencial entre Esencias. Indigo. Barcelona, 1999.
  • Orozco, Ricardo. Flores de Bach: Manual de Aplicaciones Locales. Indigo. Barcelona, 2003.
  • Orozco, Ricardo. Flores de Bach: Manual para Terapeutas Avanzados. Indigo. Barcelona, 1996.
  • Scheffer, Mechthild. Experiencias con la Terapia Floral de Bach. Urano. Barcelona, 1992.
  • Scheffer, Mechthild. Terapia Original de las Flores de Bach. Paidós. Barcelona, 1994.
  • Veilati, Susana. Tratado Completo de Terapia Floral. Edaf. Madrid, 2000.
  • Weeks, Nora. Los Descubrimientos del Dr. Edward Bach. Lidiun. Buenos Aires, 1993. Re-edicción en la editoria Indigo 2007.

Subir


 

Otros sistemas de Esencias Florales:

Esencias de California, La Canción de Eva, Esencias de Gemas, Orquídeas del Amazonas, Orquídeas del Machupichu y Esencias Chamánicas

Desde Bach, cada vez son más los sistemas de esencias florales desarrollados en el mundo. Por cercanía geográfica o cercanía con nuestra personalidad, nos podemos sentir más atraído a usar uno u otro. Pero es importante no perder de vista que el sistema de Bach constituye el sistema base, sobre todo en el aprendizaje de la terapia floral, aunque también en su uso.

Un esquema aproximado, incluyendo a las esencias de gemas, de los diferentes niveles de actuación, yendo de mayor a menor nivel vibracional, es el siguiente:

1º. Esencias de Orquídeas (Amazonas, Machupichu) y Chamánicas (3ª generación), para el desarrollo de la espiritualidad, lo transpersonal (*).

2º. Esencias florales (Bach y 2ª generación: Saint Germain, FES-California, La Canción de Eva) para el equilibrio emocional.

3º. Esencias de gemas y minerales para la recuperación de las raíces energéticas, conexión con la tierra y “compensar las energías del cuerpo físico”.

(*) Las esencias florales no tienen efectos secundarios, pero deben evitarse tomar esencias de 3ª generación sin supervisión de un especialista.

Subir

 

 

 

Esencias Florales de Saint Germain:

PROTECCIÓN Y REENCUENTRO CON NUESTRO VERDADERO SER

 

Las flores de Saint Germain pertenecen a un sistema floral abierto ya que se siguen incorporando esencias nuevas. El proceso de sintonización y preparación de las esencias florales es el mismo que el del Dr. Edward Bach, descubridor de las Flores de Bach, con la diferencia de que son hechas con flores del hemisferio sur retiradas en la Mata Atlántica, Serra da Mantiqueira y de ciudades de los alrededores de San Pablo, Brasil. Son elaboradas por la brasileña Neide Margonari.

El sistema de esencias florales elaborado por Neide Margonari tiene una visión filosófica continuadora de la obra del Dr. Bach. El efecto de las esencias son descritas por ella desde una perspectiva más espiritualizada, en un momento histórico, en el que puede utilizarse un lenguaje más directo.

"Vivimos la aurora de un nuevo tiempo, en el que surgen más y más nuevas formas de curación del alma y consecuentemente, del cuerpo físico. Mejor dicho: un tiempo de nuevos métodos de ampliación de la conciencia, que están en concordancia con la necesidad del perfeccionamiento armónico y evolutivo de nuestra humanidad, para tornarla más saludable, feliz, fraterna y espiritual".

Ha llegado el tiempo de saber que somos los únicos causantes y responsables de nuestros estados negativos emocionales, mentales, y también por las enfermedades físicas que cargamos, como así también por todo lo que atraemos de bueno o de malo a nuestras vidas”.

Neide Margonari

Este sistema de Esencias Florales contiene esencias altamente energéticas y rápidas en sus resultados. Aunque es descrito como un sistema floral enfocado a la protección y limpieza energética, porque ciertamente contiene muchas esencias que trabajan estos aspectos, este sistema también contiene esencias que trabajan aspectos emocionales básicos.

Las esencias de Saint Germain están estructuradas en grupos que se relacionan con los 12 rayos utilizados por la metafísica y que se hacen presente en cada una de las flores que lo componen. Cada rayo manifiesta una cualidad positiva a desarrollar que estaría representada en la flor. Esta energía específica es la que nos llega a través del remedio floral para corregir las inarmonías existentes y restablecer la comunicación perdida con los planos superiores de nuestra existencia.

"Las flores de Saint Germain armonizan nuestro campo energético, nos ayudan a encontrar nuestra misión en la tierra, nos conectan con los aspectos mas positivos de nuestra personalidad y elevan nuestra conciencia, amplificándola".

Neide Margonari

Para saber más de este sistema de esencias: Florais de Saint Germain

Subir


 

La Canción de Eva

Esencias Florales para trabajar los arquetipos femeninos
Eduardo H. Grecco

Los arquetipos, como concepto, representan las huellas de sucesos colectivos, reiterados y significativos por los que la humanidad ha transitado a lo largo de su desarrollo como especie. En este sentido son como la memoria de los eventos que los seres humanos no pudieron asimilados como aprendizaje. Al no ser vividos en su totalidad, no se pudieron elaborar y digerir y permanecen como núcleos encapsulados que no pueden dejarse atrás.

Así como existen arquetipos comunes a toda la humanidad hay otros que son propios de cada género. Los mitos de las Diosas constituyen la expresión externa de los arquetipos femeninos, de la arqueología de su psiquismo y dan cuenta de las diversas experiencias que una mujer vive en el transcurrir de su existencia. Las Diosas viven dentro de cada mujer y si bien para la mujer actual las Diosas ya no son parte de una estructura religiosa y social, si son vividas, en cambio, como realidad psicológica. La Diosa mora en el corazón de cada mujer y los mitos de lo femenino son un puente para poder comprender como esos residuos arcaicos que llamamos arquetipos moldean la personalidad y la conducta de una mujer. Hemos tomado como referencia para establecer una conexión con cada esencia los que provienen del panteón griego aunque en algunos casos hemos tomado referencias de otros lugares.

La canción de Eva es la canción de todas las mujeres. Desde hace décadas la mujer esta intentando emerger de una posición secundaria, que no sólo es consecuencia del ejercicio de la represión sino también del entrenamiento educativo que consolida un sistemas de creencias inconcientes que funcionan como evidencias que ya no se cuestionan.

La mujer debe conectarse con la energía femenina que implica, además, la recuperación de un sistema diferente de sociedad no basada en la violencia sino en la cooperación, no sostenida en la fuerza sino en el amor, que no destruya sino que una.

Las esencias florales de este set pertenecen a las Mariposas, una familia de flores que, en su mayoría, comparten, como esencias, una profunda acción sobre el despertar del sentimiento de seguridad existencial de la persona y el sanar las heridas de carencias, abandonos, rechazos y desamparos sufridos en la primera infancia. Sin embargo, cada una de ellas actúa en aspectos particulares y propios que pueden vincularse con las huellas arquetípicas grabadas en el alma femenina, en el proceso de su evolución.

Si bien pueden combinarse entre si, es preferible trabajar con cada uno de los remedios por separado, ya sea para sanar un atoramiento de la mujer en alguno de los arquetipos o cuando quiera despertarlo o desarrollarlo.

E. Grecco

A modo de ejemplo, tres de las esencias de este set (pincha en la fotografía para obtener información sobre ella):

Para saber más de este sistema de esencias: La Canción de Eva

Subir


 

Esencias FES- California

Acerca del Sistema Floral FES- California, por S. Veilati:

“Las llamadas Esencias de segunda generación, que son las inmediatamente posteriores a las del Dr. Edward Bach, supusieron un avance clínico extraordinario. Me referiré a las del sistema de California que prefiero usar a la hora de la clínica puesto que ya cuentan con 30 años de histórica comprobación de sus efectos. Por otra parte, están elaboradas por personas que no dudan en investigar cada elixir por aproximadamente 10 años antes de lanzarlos al mercado; hecho que se agradece. Como investigadora me interesa probar distintos elixires, incluso, los más raros, pero como Terapeuta Floral Integrativo, cuido que aquellos que uso con mis pacientes sean de comprobado efecto, y aspectos terapéuticos correctamente definidos.

Las razones para operar terapéuticamente con ambos sistemas florales (Bach y California) pueden resumirse en que las 38 esencias de Bach son restauradoras de lo más estructural del paciente; son, digamos, los ladrillos y la amalgama del edificio del Yo; las esencias posteriores conducen, dirigen esas 38 energías básicas a lugares muy específicos de intervención, mencionemos unos pocos:

  • La sexualidad (Hibisco, Calla Lily, Black Kohosh, Alpine Lily, Easter Lily);
  • La identificación y relación con lo paterno (Girasol, Saguaro, Daffodil, Scarlett Pimpernel,Baby Blue eyes, etc.);
  • La identificación y relación con lo materno (Mariposa Lily, Evening Primrose, Magnolia, Pomegranate, etc.);
  • La organización del pensamiento (Madia, Shasta Daisy, Coffee, Avocado, Nasturtium);
  • El mejoramiento de la comunicación y lenguaje (Trumpet Vine, Cosmos, Caléndula); Los procesos de autorealización (Blackberry, Indian Pink, Iris, California Poppy);
  • Hacia la realización espiritual (Pasionaria, Lotus) y otros.
Todas las esencias mencionadas son del Sistema de California. Esto abrevia el período de intervención terapéutica, acorta plazos de tratamiento y por lo tanto de sufrimiento, eleva el nivel de consciencia del paciente y lleva a la terapia floral a un nivel mayor de excelencia”.
Susana Veilati
www.susanaveilati.com
A modo de ejemplo, tres de las esencias de este set (pincha en la fotografía para obtener información sobre ella):

Para saber más de este sistema de esencias: >> FES-California >> Escritos de S. Veilati >> Centro Gaia-Tara


Subir